23800163

Otra vez

Es tarde, muy tarde… otra vez… otra vez ese gesto, esa mirada culpable, ese olor insoportable que le delata… otra vez… ¿hasta cuándo?

Ya no puede soportar el dolor de miles de promesas rotas, la desconfianza que los separa desde hace años, el silencio que se ha convertido en muralla, las mentiras , el vacío de los sueños  rotos…¿hasta cuándo?

A veces le han servido sus propias excusas: aguanta por la familia, por los niños, para que él se ponga bien…

Otras veces lo consigue con las excusas que él le da… no va a volver a pasar, te prometo que esta vez es la última, no lo voy a hacer más, voy a curarme por ti, por los niños, yo controlo, puedo dejarlo cuando quiera…

Pero ya no puede más… está cansada de luchar, de discutir, de llevar esa carga por él y por los demás… ya no le quedan fuerzas, ni esperanza…  las lágrimas, la soledad, el dolor, la  desconfianza, el vacío…vuelven una y otra vez.

Quiere salir de esta situación, está perdida, quiere que él se ponga bien, pero no a costa de su propio bienestar… sólo le queda apartarse y dejar que él siga su camino de autodestrucción.

Y, en este momento, es cuando se pregunta…¿podría hacer algo más?¿algo que me ayude y que le ayude de verdad?

Ésta puede ser otra de las historias de CETA, otro de esos momentos compartidos de ayuda…  éste puede ser tu dolor… en CETA te acompañamos en el difícil camino de ayudar a un familiar que sufre una adicción.

Mayte Hernández Martínez

Comparte:

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH