blog-un-principio

Un principio

El silencio… vuelve a encontrarlo, como cada día al llegar a su casa.

No recuerda en qué momento se abrió ese inmenso abismo entre él y su familia; no recuerda cuándo empezaron las mentiras y los escondites…ha perdido recuerdos, vivencias y personas, que ya no espera recuperar…la distancia es muy grande.

Ese silencio otra vez… tan ansiado y tan odiado por él mismo y que le sirve de refugio y coraza. Ya ni siquiera hay preguntas, aunque el gesto de reproche que ve en los ojos de ella ya duele y destroza lo suficiente.

Ahora siente ese silencio de forma lejana, porque el alcohol le acompaña…ese compañero de vida que amortigua el dolor, que difumina la angustia, que disfraza el vacío. Hay otros compañeros de viaje, como el juego, las prostitutas o la cocaína…y como no, esos que acompañan mientras invitas una y otra vez y ayudan a que el dinero se vaya rápidamente de las manos.

Ya no puede mirarla a los ojos…la mirada se escapa, a lo lejos, otra vez…evitando la discusión, la queja, el grito…¿cuándo empezó todo?¿en qué momento se me fue de las manos?¿cuándo desaparecieron los sueños?¿cuándo me perdí?

Esta puede ser la historia de nadie y la historia de muchas personas…esta puede ser mi historia, o también la tuya. Esta es la primera historia que contamos y que compartimos en CETA…una historia que es de muchos, pero que no es de nadie, una historia que es la mía y la tuya…la historia de un principio, de una esperanza, de un sueño, que comenzó y se forjó en las historias de muchos, que como tú, se escondieron en su silencio.

CETA quiere ayudarte en este camino que va del silencio, a la vida, otra vez… puede ser la historia de TU principio, de TU esperanza, de TU sueño.

Mayte Hernández Martínez

Comparte:

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH